CHILOÉ,

UN DESTINO QUE DEBES CONOCER

Chiloé se sustenta en dos grandes pilares: un entorno natural de gran belleza y atractivos culturales únicos. En este archipiélago, coexiste una gran diversidad de ecosistemas, que lo convierten en un lugar inimitable y el hogar de especies vegetales y animales endémicas. Además, su accidentado relieve da origen a paisajes llamativos, como, por ejemplo, formaciones naturales costeras, lagos, lagunas, ríos y bosques siempreverdes.

La rica cultura de Chiloé y el peculiar estilo de vida de sus habitantes atraen a visitantes de todo el mundo, que recorren, encantados, sus ciudades y pueblos enclavados a orillas del mar o en medio de los valles.

Llama la atención la vida del chilote, que depende básicamente de los recursos marinos y agrícolas para subsistir; su forma de compartir en familia, su historia, que se remonta a varios siglos, y las manifestaciones culturales, como las iglesias de Chiloé, algunas de las cuales son Patrimonio de la Humanidad UNESCO.